KINETIC CONTROL, the movement solution.

KINETIC CONTROL, the movement solution.


¿QUÉ ES KINETIC CONTROL?

Es un sistema de evaluación, diagnóstico y tratamiento que permite al terapeuta evaluar y clasificar la disfunción del movimiento que presenta su paciente. Dicha disfunción o movimiento incontrolado conlleva una lesión de los tejidos involucrados en dicha área anatómica. Como terapeutas al final del curso podremos clasificar y tratar la disfunción del paciente con éxito.

Las palabras clave para entender este curso son:

  • Diagnóstico i clasificación de la lesión,
  • Control motor,
  • Biomecánica,
  • Reentrenamiento y estabilidad durante el movimiento.

 

Orígenes del Kinetic Control

La pionera en el estudio de las disfunciones del movimiento fue Shirley Sahrmann. Su carrera clínica e investigadora se ha basado en correlacionar la falta de control del movimiento de un área anatómica con la sintomatología que esta provoca, con la intención de poder llevar a cabo una clasificación.

Mark Comerford, alumno de Sahrmann, y Sarah Mottram han centrado su labor en valorar de forma correcta y fiable las posibles disfunciones y anomalías de los movimientos de la columna vertebral y las extremidades. Dicho trabajo se recoge en el libro “Kinetic Control: The Management of Uncontrolled movement”. Mark Comerford es profesor en la Universidad de Queensland en Brisbane, una de las más avanzadas y prestigiosas del mundo.

Kinetic Control está plenamente consolidado en muchas partes del mundo como un método eficaz en la rehabilitación músculo-esquelética y neuromuscular debido a sus extraordinarios resultados y su efectividad. Los terapeutas de Kinetic Control han trabajado con numerosos clubes y equipos deportivos de toda índole, desde clubes profesionales (Manchester City, Southampton, Chicago Bulls), pero también amateurs.

 

¿Sólo puedo emplear Kinetic Control con deportistas?

No, cualquier paciente que padezca dolor debido a una disfunción del movimiento es candidato a beneficiarse del empleo de este método. Los ejercicios de reentrenamiento y estrategias de control motor se adaptan al nivel de actividad y capacidad del paciente. La terapia “a medida” que ofrece Kinetic Control es una de las garantías de su éxito.

 

¿Qué voy a aprender realmente en un curso de Kinetic Control?

Diagnosticar, clasificar y tratar. Estos son conceptos muy amplios, concretaremos los puntos más importantes y lo aprenderéis en esta formación. La clasificación de los músculos según su función. Estabilizadores locales, estabilizadores globales y movilizadores globales.

Estudiaremos porqué algunos de ellos se inhiben y otros se hiperactivan o se vuelven rígidos. Es decir, porque los músculos estabilizadores tienden a la inhibición y los movilizadores a la hiperactividad. Aprenderemos que un músculo rígido no tiene por qué ser fuerte y tener una función óptima, y también diferenciaremos entre un músculo débil o un músculo simplemente disfuncional.

¿Sabrías identificar si el problema de tu paciente es una falta de control motor, un problema de tensión longitud en sus músculos o una alteración estructural en la articulación donde refiere el dolor? Nosotros te lo explicamos.

  • Aprenderemos a diferenciar entre un patrón de movimiento normal y movimiento anómalo, en un segmento corporal.
  • Aprenderemos a sacar conclusiones clínicas del error del movimiento de nuestros pacientes y plantearemos el tratamiento a realizar: movimientos de control de la dirección del fallo, activación y fortalecimiento de la musculatura débil, aumento de la longitud dinámica de los músculos restringidos entre otros.